VITO DUMAS- UN EJEMPLO DE LIDERAZGO PERSONAL

vito dumas

Encontramos en el navegante solitario Vito Dumas, un magnífico ejemplo de liderazgo personal.

El 27 de junio de 1942- plena guerra mundial-los titulares de los diarios, anuncian la partida del navegante que se dispone a dar la vuelta al mundo en su velero Legh II.
El escenario: el Yacht club Argentino, el viento Norte soplando desde la mañana, los barcos del Ministerio de Obras Públicas con sus estruendosas pitadas de despedida y los amigos entrañables escoltando un trecho…Vito Dumas se dirigía a cumplir su sueño a bordo del querido velero a quien curiosamente llamaba “su compañero”.

La travesía incluye el enfrentamiento con los Océanos Atlántico, Índico y Pacífico cubriendo 22.000 millas en 272 días de navegación solitaria.

Deberá sortear tres cabos famosos por su peligrosidad: Buena Esperanza, Tasmania y finalmente el siniestro cabo de Hornos, tumba de muchos navegantes que se atrevieron a surcar sus aguas.

El viaje solitario plagado de inconvenientes y serios accidentes (en una ocasión estuvo a punto de perder un brazo) es relatado por él mismo , en su libro “Los cuarenta bramadores”-La vuelta al mundo por la ruta imposible.

Desafiando tempestades, enfermedades y extremas exigencias físicas Vito Dumas logra alcanzar su visión: haber dado la vuelta al mundo navegando “la ruta imposible”.

El 8 de agosto de 1943 toma amarras en el lugar que le vió partir. Es recibido por las ensordecedoras pitadas de los barcos, los gritos y aplausos del público, la euforia de los medios gráficos, los saludos del representante del Ministerio de Marina.

La gloria ya era suya. Había entrado en la historia de la navegación con una hazaña no lograda por ningún navegante solitario.

Que podemos extrer nosotros de este claro ejercicio del liderazgo personal?. Muchas cosas.

En principio el concepto de visión. Cuál era la de Vito Dumas?

Lograr la circunnavegación del mundo a través de la ruta imposible.

La visión es la imagen de un futuro anhelado. Lo que quiero llegar a realizar, concretamente. Implica una brecha entre: el lugar donde estoy y el que ,en un futuro, quiero estar.

Poder sostener esa brecha en el tiempo, es de vital importancia. Si no nos percatamos de que la visión y la brecha no pueden perder foco en el transcurso de nuestros días y de cuidar de que lo urgente no empañe lo importante, veremos luego de un tiempo desvanecerse nuestro proyecto,consumido en los avatares de la rutina diaria.

En una palabra: perderemos el mando del timón, el rumbo y seguramente no llegaremos a buen puerto.

El concepto de visión, está articulado con el de propósito. Lo tomaremos mas adelante.

Links de interés: